3 PASOS PARA QUE TU PAELLERA DURE TODA LA VIDA

Cocinar la paella siguiendo unos pasos básicos es igual de importante que mantener el recipiente donde la elaboramos en buenas condiciones. Por ello, Gastraval te dará a continuación 3 consejos que debes seguir para que puedas disfrutar de la paella durante mucho tiempo. No importa el tamaño ni el grosor de la paellera, los pasos a seguir para limpiarla son los mismos.  

CÓMO MANTENER TU PAELLERA COMO EL PRIMER DÍA 

Antes de ofrecerte los consejos clave para limpiar tu paellera, la debes llenar de agua y jabón y dejarla en reposo durante una hora como mínimo. El objetivo de ello es que los trozos de comida que se hayan quedado incrustados se ablanden y después sea más sencillo retirarlos. 

Seguido de esto, puedes echar un chorrito de jabón y frotar utilizando un estropajo de metal para eliminar cualquier residuo que quede. Posteriormente, se aclarará y la secaremos con papel de cocina. ¡Ojo! No has de dejar que se seque al aire libre porque existe el riesgo de que se ponga negra y, como consecuencia, se oxide. 

 En segundo lugar, una vez esté seca la paella, echaremos un chorrito de aceite y lo untaremos tanto por dentro como por fuera con papel de cocina. Este paso protegerá la paella de la oxidación, ya que, al estar cubierta de aceite, no estará en contacto directo con el aire.  

¿Hace falta un aceite especial para limpiar nuestra paella? 

Es un debate abierto entre cocineros, consumidores y fabricantes, por ello, cabe señalar que de momento no hay un aceite especial para limpiarla. Nuestro consejo es utilizar AOVE, ya que no se reseca tanto como otros. Sin embargo, eres libre de usar cualquier tipo de aceite. 

En último lugar, se ha de guardar la paellera envuelta en papel e introducirla en una bolsa de plástico para evitar impurezas. Como se ha podido comprobar, son pasos fáciles, sin ningún tipo de complejidad, que conseguirán que la paellera pueda durarte mucho tiempo y por qué no, toda la vida. 

paella gastraval

Evitar que tu paellera se oxide 

Si tu paella es de acero pulido, es importante que antes de estrenarla, la calientes un poco con fuego y le pases un papel para retirar la máxima cantidad de residuos posible. Después de este sencillo paso, has de fregarla de manera profunda para eliminar las grasas industriales que han sido utilizadas para su fabricación y conservación. Así, la limpieza a partir de ahí será la siguiente: agua, jabón, rascar, retirar los restos, aclarar y secar. 

Existen diferentes tipos de paella, pero ya sean de hierro; acero o chapa, es importante que las limpies cuidadosamente antes y después de utilizarlas para que se conserven en perfecto estado durante mucho tiempo.   

Gastraval te ofrece la solución para disfrutar de las paellas valencianas como el primer día. Los arroces de Gastraval que elabores en tus paellas te darán un resultado perfecto porque su aspecto limpio y cuidado estará intacto, siempre y cuando sigas el ritual de limpieza mencionado anteriormente. 

pareja disfrutando de paella valenciana

ÚLTIMAS ENTRADAS

Ir arriba